CÓMO VENDERSE, EN UNA ENTREVISTA DE TRABAJO.

Mi hijo terminó en junio la carrera de ingeniero técnico agrícola, y a principios de septiembre comenzó a enviar su CV a diferentes empresas, en muy poco tiempo le llamaron para realizar la entrevista de trabajo, él nunca había realizado una entrevista, por lo que nos pusimos manos a la obra.

Sobre esto es sobre lo que os quiero hablar en este post, cuáles son los requisitos que debemos tener en cuenta a la hora de buscar un empleo. ¿Te gustaría conocer si lo cogieron o no? Lee hasta el final para descubrirlo.

¿Qué debemos hacer antes de tener la entrevista? Estudiar la empresa a la que te presentas, cuanta más información conozcas, mejor. Conoce a qué se dedica, cuál es su punto fuerte y débil, qué productos o servicios son los que más venden, cuánto tiempo llevan en el mercado, cuál es su estructura organizacional, cómo los ve el cliente, qué opiniones tienen sobre la empresa, para ello utiliza internet y si es posible y conoces a alguien que trabaje en la empresa pídele que te informe, cuantos más datos manejes mejor, te podrán ser útiles para la entrevista.

Mira la situación, el lugar donde tendrás que ir, si hay aparcamientos, mira la distancia, piensa en el tiempo que tardarás en llegar para así poder salir con tiempo, nunca, nunca, nunca llegues tarde, intenta llegar entre 5 y 10 minutos antes de la hora a la que te citaron.

Cuida tu aspecto, el aseo, la ropa que te vas a poner… Soy partidario de asistir vestido/a en función de la empresa, producto que venda, imagen que traslada la empresa, pero prefiero pecar de conservador (vestido, traje, chaqueta y corbata o casual) que ir excesivamente moderno. Dentro de esta orientación elige la ropa con la que más cómodo te sientas.

Prepárate emocionalmente y profundiza en tus puntos fuerte y débiles en el terreno personal y profesional, es casi seguro que van a salir en la entrevista, como pueden ser, en qué destacas, cuál es tu virtud, tus puntos fuertes, cuál es lo que menos te gusta en una empresa, tu punto débil, por qué elegiste esta carrera y no otra, cuando has tenido un conflicto entre amigos, compañeros cómo lo has solucionado.

Una cosa que recomiendo encarecidamente es que se realice la práctica de la visualización. Y ¿esto en qué consiste? Sencillamente en relajarte y ponerte en la situación como si estuvieras ya realizando la entrevista, imaginándote que aspecto tiene el entrevistador/a, si es rubio o moreno, si lleva chaqueta y corbata o no, si es alto o bajo, qué te pregunta y tú cómo le respondes, qué preguntas le realizas, fijarte en cómo las respondes, piensa que es un placer el mantener una entrevista de esa forma… ¿con esto qué conseguirás? Practicar las entrevistas de trabajo; date cuenta que la mente no diferencia entre la realidad o la ficción. También conseguirás estar más tranquilo a la hora de realizar la verdadera entrevista, evitar esos nervios que nos asaltan.

Cuando llegue el momento de enfrentarnos con el entrevistador/a sonríe, causa una buena impresión, en ventas decimos que la venta se hace en los primeros 20 segundos. Preséntate con la fórmula de: “Mi nombre es (nombre y apellidos)”, espera a que él te extienda la mano y te indique que te sientes. Estréchale la mano con firmeza, mirándole a los ojos, sin intimidar. Díle algo agradable, como ¡qué reloj tan bonito tiene!, ¡Qué elegante es la corbata que lleva!, en el caso de ser mujer, ¡Qué bonitos son los pendientes que lleva!, el traje, el reloj…, a las personas les gusta escuchar cosas bonitas, de esta forma romperemos el hielo y tendremos una forma de comenzar a hablar de forma más distendida.

Durante la entrevista siéntete tranquilo y ese momento que has visualizado muchas veces ponlo en práctica, sonríe, contesta con sinceridad a sus preguntas, no contestes con monosílabos, extiéndete un poco, realízale preguntas en cuanto a tu formación en la empresa o carrera profesional, no sobre temas salariales en una primera entrevista. No preguntes por preguntar, haz preguntas poderosas, para recibir respuestas valiosas para ti y para causar en el entrevistador una buena impresión.

Si hablas con seguridad y sinceridad eso lo notará perfectamente y tendrás muchos puntos ganados con respecto a otros, que te puedo asegurar no suelen poner en acción todos los puntos que hemos visto aquí.

Despídete con la sonrisa en tu cara, dándole las gracias por su tiempo y lo bien que te ha hecho sentir durante este tiempo.

Prueba estos consejos en tu próxima entrevistas de trabajo para tener éxito y coméntame la efectividad que tienen.

¿Queréis saber que pasó con la selección de mi hijo? Le dijeron que tardarían quince días en tomar la decisión, pero que les había gustado mucho. A los dos/tres días, le llamaron y le dijeron que el puesto era suyo. Seleccionado en su primera entrevista ¡¡Éxito al cien por cien!!

¿Te ha gustado este artículo? Si quieres saber más sobre el proceso de ventas, o cómo realizar una entrevista de trabajo, te puede interesar los cursos sobre ventas y neuroventas que realizamos a través de la Escuela Comercial y Ventas de 10 Cajas. También si te ha gustado este post te pido que pongas tu comentario, esto me ayuda a seguir escribiendo.

Javier Cabanillas

DIRECTOR 10CAJAS